Head para Coco*blog

Madrid. Día 11

Hoy el día ha empezado igual que muchos otros entre semana.

He cogido de casa un CD con un programa que más tarde necesitaríamos para hacer una tarea de clase y he visto la tarjeta SIP (sanitaria) y he pensado que qué bien que no la necesitaría durante mi estancia en Madrid. Nada más lejos de la realidad.

He llegado al trabajo y no teníamos faena. Después de lo despagados que nos quedamos ayer con la tarea que el cliente canceló tenía los ánimos como al principio (porque a Isma le mandaron ayer hacer unas cuñas y estaba entretenido). Entonces ha llegado un creativo diciendo que necesitaba a un “arte” para hacer un trabajo. Isma ha dicho que yo no tenía faena y a mí que ha venido el creativo senior...

Cuál ha sido mi desgracia que la faena consistía en, por una parte, escanear unas portadas de periódicos para hacer “ficticios” (esas falsas portadas que a veces aparecen en los diarios y que son publicidad) y, por otra parte, ponerle pegamento-spray a unas gráficas impresas (tamaño A3), pegarlas en un cartón-pluma negro y cortarlas “a sangre”, es decir, sin márgenes blancos. Bueno, pues cuando me quedaban 3 gráficas por acabar, me he cortado con el cúter, en el dedo índice de la mano izquierda. SERÁ POSIBLE. Con lo mirada que soy para las tijeras y los cuchillos y me corto con un cúter… Al principio no dolía nada y he pensado que era un mini-corte, pero luego me ha empezado a doler mucho y a salir bastante cantidad de sangre a borbotones y me ha empezado a bajar la tensión… Me he dado cuenta de que el corte era profundo y que tenía la uña cortada por la mitad verticalmente. He visto como una parte está en su sitio y la otra mitad está despegada, sólo cogida por la raíz.

Me ha ayudado una pobre secretaria de la planta que lleva menos tiempo que yo allí y no sabía dónde estaba el botiquín (luego he descubierto que estaba en la misma sala donde se cortaba el cartón-pluma, ejem). Otra ha venido en mi ayuda al ver que goteaba sangre y la primera se ha ido a buscar a nosequién de recursos humanos que también se ha acercado y ha sido la que luego ha estado conmigo. Han sido muy amables todas y gracias a que me han tenido con el dedo debajo del agua heladísima se me ha cortado la hemorragia. El problema es que me he congelado y tenía tanto frío que se me ha nublado la vista por un instante. Y es que allí, en las plantas, hace mucho calor y vamos en manga corta y tirantes y, al tenerme como 20 minutos con el agua helada (pero helada de monte, que yo les pedía que me la pusieran tibia y me decían que no), pues ha sido un choque extraño de temperaturas: todos con calor y mis manos moradas de frío.

Después me han estado taladrando con que los creativos no sabemos cortar… Ya ves tú que tendrá que ver. Sinceramente, he estado tranquilísima todo el rato y no he hecho ningún aspaviento pero las de recursos humanos han montado un percal como si me hubiera cortado la pierna… Creo que en el fondo les gusta que suceda “algo” en su vida laboral, porque tienen una manera de trabajar monótona y aburrida, siempre sentadas y hablando por teléfono (¡¡no exagero, imaginaos que se han movilizado 5 personas sólo porque yo me he cortado un dedo!!).

Antes de comer, es decir, en cuanto he logrado salir de la sección de RRHH, Okendo me ha acompañado al Centro de Salud más cercano: el de Bustaviejo. Sí, necesitaba el SIP, pero al final no ha hecho falta. Allí una enfermera me ha curado y me ha dado una crema desinfectante para que me ponga. Y nos hemos ido a comer.

Centro de Salud


Al subir todo el mundo me conocía ya y me preguntaba. Se pensaban que era ñoña porque creían que era un cortecito, pero me lo he pasado pipa viéndole la cara a la gente cuando contaba que tengo una uña cortada por la mitad y suelta. ¡¡¡JAJAJAJAJAJA!!! Todos: “¡Ah qué asco, qué grima!” Así les he hecho ver que tenía algo de gravedad y han dejado de burlarse de mí. Total que por una parida me he ganado el aprecio de algunas personas y al final del día todos me hablaban mucho más que ayer, por ejemplo.

Justo luego se ha acercado David Mourer (nuestro supervisor y director de arte que siempre está atareadísimo) y nos ha dado una tarea, sobre todo de arte, que es lo mío. Se supone no he de contar nada de los trabajos que nos mandan, así que, sólo voy a decir que era una pequeña adaptación de un anuncio en revistas, de Saab. Guillermo, creo que ejecutivo de cuentas, aunque no estoy segura, nos ha contado muchas más cosas de la marca para centrarnos. Y nos hemos quedado pensando.

¡¡Y ya!! ¡¡Aquí ha acabado el día laboral!!

Después del trabajo nos hemos ido a casa de mis chicos a hacer un trabajo de clase para TIM (una asignatura) y me han invitado a cenar. Son unos chicos muy hospitalarios ^_______^

"Haciendo TIM"


¡¡¡Y a casa a descansar!!!


pd: ¡¡Laura, nena mona gracias por llamar!! ¡¡Te quiero!! ¡¡Ya verás como le va genial a Carlos S.A.!!

1 Comment:

Okendo said...

Juraría que se llamaba Bustarviejo, pero no me voy a poner a discutir, cual administrativa de centro de salud...

PD: A cualquier cosa se le llama hacer trabajo...

PD2: GRACIAS por invitarme ese día a comer!!!!

 








Creative Commons License

I power Blogger

design by Coco*laCoquette'07 © only some icons by VikiworksStudio